Unitaris de Catalunya

Larga vida y prosperidad

Exploramos la relación entre Star Trek y el Unitarismo

In Memoriam Leonard Nimoy (1931-2015)


Leer más

LARGA VIDA Y PROSPERIDAD

Exploramos la relación entre Star Trek y Unitarismo

In Memoriam Leonard Nimoy (1931-2015)

Jaume de Marcos

El pasado 27 de febrero falleció en Los Angeles Leonard Nimoy. La trayectoria profesional de este actor de origen judío ucraniano quedó marcada por un personaje, el vulcaniano Sr. Spock, el único alienígena de la tripulación original de la nave Enterprise, en la famosa serie de TV Star Trek. El vulcaniano representaba el contrapunto frío, lógico y racional hasta el extremo del a menudo apasionado y poco reflexivo comandante Kirk. Los diálogos entre ambos y con el taciturno médico de la nave forman ya parte de la historia de la televisión y explican en parte el éxito duradero de esta franquicia, no solo en sucesivas encarnaciones televisivas, sino también en las pantallas de cine, un éxito que ha durado hasta nuestros días.

El autor inicial de la serie, Gene Roddenberry, quiso desarrollar un relato que no estuviese mediatizado por ideas religiosas. Por ejemplo, se sabe que se opuso tajantemente a que los guionistas incluyeran un capellán en la tripulación de la Enterprise. Asimismo, no aparecen alusiones a una divinidad, y cuando en algún episodio se plantea el tema de un posible Ser Superior, este acaba siendo algún personaje manipulativo o tiránico que intenta imponer sus caprichos o su manera de entender la vida sobre los demás, o bien se interpreta lo religioso como una característica de civilizaciones poco avanzadas. Roddenberry era miembro activo de la Asociación Humanista Americana y por ello era reacio a valorar la religión como una aportación positiva al progreso humano.

Su manera de pensar también influyó en algunos de los temas más reiterados en la serie. En primer lugar, la diversidad humana. La tripulación de la nave incluye personas de diversas etnias de la Tierra e incluso extraterrestres como Spock. Fue especialmente polémica, por ejemplo, la aparición de una oficial de raza negra en la serie, en una época en que los afroamericanos raras veces tenían papeles protagonistas en los medio audiovisuales, y menos aún en posiciones de mando.

Por otro lado, se enfatiza la filosofía de la no intervención en los asuntos de otras culturas. Al parecer, Roddenberry se oponía firmemente a la intervención norteamericana en Vietnam, y ese rechazo suyo a lo que consideraba como imperialismo de su propio país en Asia lo reflejó en la filosofía de los exploradores de las estrellas en forma de la “Primera Directiva”, la norma más importante que debían respetar al entrar en contacto con otras civilizaciones. Los exploradores no solo debían evitar que sus acciones influyeran en la evolución autónoma de las culturas alienígenas, sino que tenían que dar prioridad al diálogo y a la negociación antes que a la fuerza (aunque en ocasiones no les quedaba más remedio que recurrir a ella, aunque siempre lo hicieran en defensa propia).

Pese a las reticencias de Roddenberry sobre lo religioso, algunos elementos fueron introducidos en diversos episodios. Así, el saludo característico de los vulcanianos fue una aportación del propio Leonard Nimoy. Por sus orígenes judíos, recordaba que en algunas ceremonias los rabinos extendían las manos separando los dedos centrales. Cuando se planteó cómo se saludaban los vulcanianos entre sí, propuso este gesto inspirándose en la ceremonia judía, y rápidamente fue incorporado a la serie junto con las palabras “Larga vida y prosperidad”. El gesto acabó convirtiéndose en un auténtico icono de la serie y ha sido reproducido por sus seguidores para saludarse en sus convenciones.

Como es fácil notar, los temas que Roddenberry utilizó para forjar la filosofía de Star Trek son bastante próximos al pensamiento de los unitarios. La celebración de la diversidad cultural y étnica, los recelos frente al dogmatismo religioso, la pasión por los logros de la ciencia y la razón, el rechazo del imperialismo y la guerra, la prioridad del diálogo a la hora de solucionar conflictos... Todos estos temas son queridos y apreciados por la inmensa mayoría de unitarios universalistas. Por eso no es de extrañar que se hayan escrito numerosos sermones unitarios sobre Roddenberry, Star Trek y sus personajes más queridos. Tal vez es la serie de TV, y el producto de cultura popular, que más ha llamado la atención de los UUs a lo largo de los años. Algunos han llegado a decir que Roddenberry fue UU, aunque esto no parece estar demostrado.

En cuanto a la figura de Spock, muchos la han identificado con un determinado unitarismo racionalista, de matriz humanista como el propio Roddenberry. Recordemos que el pensador R. W. Emerson, que había sido ministro unitario, se había referido a sus propios colegas como “cadáveres” por la extrema frialdad y falta de expresividad y empatía que demostraban en sus sermones y en su trato personal. La crítica a un cierto Unitarismo y un cierto Humanismo carentes de espacio para las emociones y la compasión están presentes en la caracterización de Spock quien, no obstante, a medida que avanza la narración de la serie se ve cada vez más influido por el carácter fuertemente emocional e impulsivo de su contrapunto en la serie, el comandante Kirk.

Aunque yo no sea un Trekkie (en cuestión de series de TV de ciencia-ficción siempre me gustó más Babylon 5), tengo que reconocer que Star Trek tiene un encanto que la sigue haciendo atractiva incluso con el paso de los años, y que siempre pueden encontrarse temas de conversación interesantes sobre la naturaleza humana y nuestras interrelaciones en sus tramas.

PREGUNTAS PARA EL DEBATE:

  • ¿Cuál es vuestra serie de TV favorita? ¿Encontráis inspiración en vuestra búsqueda espiritual en ella? ¿Qué temas os parecen más interesantes?
  • ¿Qué pensáis del Sr. Spock? ¿Representa un modelo atractivo, o es excesivamente frío y dominado por la lógica y el racionalismo? ¿O preferís al impulsivo comandante Kirk, al gruñón Dr. McCoy o la eficiente teniente Uhura? ¿Os atrae el pluralismo de la tripulación, como una metáfora de la diversidad humana, u os parece trivial o poco relevante?
  • ¿Y las nuevas adaptaciones de la historia, como “Next Generation”, “Deep Space Nine” o “Voyager”? ¿Os resultan atractivas, o pensáis que se ha perdido el espíritu original de la serie? ¿Qué problema de carácter filosófico o espiritual que aparece en estas series os ha llamado especialmente la atención?

Introdueix el teu email i rebràs més informació periòdicament.